Cocinando con Goizalde

Las recetas de mi cocina

Archive for the ‘Trucos y consejos’ Category

MOLDES Y CAPACIDADES

with 35 comments

moldes

¿Como sé qué molde debo elegir para hacer esta tarta?

Una pregunta muy común cuando haces una elaboración por primera vez

Lo primero es saber lo que “ocupa” la masa de la elaboración y si esa masa ha de subir en el horno (bizcocho),si es de las que al enfriarse cuaja (tarta de queso) o aunque vaya al horno no suba (pastel de arroz)

Cuando se trata de líquidos los ml equivalen a gr

1 ml = 1 gr ————100 ml = 100 gr————- 1 litro = 1 kg
(aproximadamente, aunque no es del todo cierto, ya que depende del ingrediente, pero para calcular capacidades nos vale así)

Para calcular la capacidad de un molde tenemos que hablar en medidas de volumen, las más conocidas son 2:

  • El litro: creo que todos sabemos lo que más o menos ocupa un litro
  • Centímetro cúbicos (cc ó cm³): 1 cm³ = 1 gr = 1 ml

El más utilizado es el litro, por eso haremos los cálculos con los litros y sus derivados

Para ello sumaremos todos los ingredientes en gramos o mililitros, ejemplo:

pastelarroz

Necesitamos un molde que tenga por lo menos 1 litro de capacidad, aunque siempre es mejor que sea un poco más grande para que no se salga la masa en el horneado, en este caso un molde redondo de unos 1,5 litros de capacidad estaría muy bien.

Si en vez de un pastel de arroz fuera un bizcocho necesitariamos que fuera más alto para que no se desparramara al subir la masa en el horno, para ello calcularíamos el doble de capacidad o más, en este caso 2 litros.

CÓMO SABER LA CAPACIDAD DE UN MOLDE

Los moldes más utilizados son de 3 tipos y para saber su capacidad tenemos que hallar el volumen (V)
No os asustéis, es muy fácil, solo hay que coger la calculadora y multiplicar

El rectangular

(Aquí entran todos los rectangulares, ya sean más o menos anchos, largos o altos, porque la capacidad se calcula igual)

molde rectangular

El volumen se halla así:
Prisma rectangular (molde rectangular): V=a*b*c, siendo a, b y c la altura, largura y anchura del molde.

Para un molde rectangular de 6 cm de alto, 20 cm de largo y 8 cm de ancho

V=a*b*c=6*20*8=960 ml

o sea, casi un litro

Ya sabemos que la mayoría de los moldes rectangulares tienen la base más pequeña que la superficie, o sea, que se van abriendo hacia arriba, no os preocupéis, para hallar el volumen aproximado cogeremos las medidas de la base, no de la superficie.

El redondo normal

molde redondo

Donde π es un número (3,1416), siempre el mismo. Para el rádio se toma cualquier punto desde el exterior de la circunferencia y se mide hasta el centro. La altura desde la base hasta arriba.

Para calcular el volumen de un molde de 24 cm de diámetro (o sea, 12 cm de rádio, el rádio es la mitad del diámetro) y 5 cm de alto, la operación sería la siguiente: (r2 es lo mismo que r*r)

 

V=π*r2*h=3,1416*122*5=3,1416*12*12*5=2261,95 ml

o sea algo más de 2 litros

También válido para los ovalados, tomando el punto de referencia del rádio desde un punto intermedio de la base, ni el más corto ni el más largo.

El redondo con agujero en medio

molde redondo con agujero

Para saber su volumen (V) hay que hallar primero el volumen de la parte exterior (V1) del molde (igual que si no tuviera agujero, como en el ejemplo de arriba), luego el volumen del agujero (V2) y restar el pequeño al grande.

Así un molde de 24 cm de diámetro (como el de arriba) con un agujero de 8 cm de diámetro tendría la siguiente capacidad:

Tenemos arriba calculado ya el V1:

V1=π*r2*h=3,1416*122*5=3,1416*12*12*5=2261,95

Vamos con el V2: a veces la altura del agujero es mayor que la del molde, para este tipo de cálculos cogeremos siempre la altura del molde para ambos casos.

V2=π*r2*h=3,1416*42*5=3,1416*4*4*5=251,33

Por lo tanto:

V=V1-V2=2261,95 – 251,33=2010,64 ml,

o sea 2 litros

NOTAS:

  1. El radio es siempre la mitad del diámetro
  2. Tanto el radio como la altura han de estar siempre en cm
  3. Las cantidades totales casi siempre nos saldrán de 4 cifras (2010,64) porque el resultado sale en ml (1000 ml = 1 l)
  4. En moldes que son más estrechos en la base que en la superficie, es recomendable medir el ancho y el largo a media altura. Ni en la parte más estrecha, ni en la más ancha, más o menos por el medio.
  5. En caso de bizcochos y masas que han de subir en el horno, elegiremos moldes que sean del doble de capacidad que la masa que tenemos

Sé que os parecerá un poco rollo, pero me parece interesante compartirlo porque este tipo de dudas surgen muchas veces

Si tenéis cualquier tipo de duda, preguntar, y siempre que pueda y tenga conocimientos intentaré solucionarlas

Hay otros muchos tipos de moldes, pero hallar su volumen sería harto complicado, así que me he inclinado por los más sencillos y cotidianos. De todas formas, siempre existe la posibilidad de medir la capacidad de un molde con agua:

>Coge una jarra medidora y llénala con agua (por ejemplo 1 litro), vierte ésta en el molde y así sucesivamente hasta llegar a cubrir casi por completo el molde. Así sabrás si es de 1, 1,5, 2 litros etc…

>Si tienes la Thermomix acuérdate de que el cubilete te puede servir también como “jarra” medidora y que tiene una capacidad de 100 ml

Written by Goizalde

23 abril, 2013 at .

Publicado en Trucos y consejos

MANTECA DE CACAO

with 80 comments

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay mucha gente que ha oído hablar de la manteca de cacao, pero que no sabe lo que es ni cómo es. Por eso y por la cantidad de mensajes que he recibido preguntándome por la manteca de cacao, he decidido dedicarle un post.

La manteca de cacao es la grasa del cacao, grasa vegetal. En estado normal y a temperatura ambiente presenta una textura sólida, muy similar a la del chocolate negro. Al calentarla se convierte en una sustancia líquida, de color transparente-amarillento (similar al aceite de girasol).

Es muy utilizada en la rama de la cosmética, pero esta la vamos a dejar a un lado, ya que lo que nos interesa a nosotr@s es la rama gastronómica.

Es la causante de que el chocolate tenga esa consistencia sólida que tod@s conocemos a temperatura ambiente pero que se derrite según se mete en la boca. Su punto de fusión ronda la temperatura del cuerpo (35-38ºC).

Al transformarse en grasa líquida con el calor y mezclarse con chocolates de alto contenido en cacao nos ayuda a conseguir coberturas finas y crujientes en el caso de las trufas:

El chocolate blanco por ejemplo, el único cacao que contiene es la manteca de cacao, junto con leche en polvo y azúcar. De ahí el color blanco.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

DONDE COMPRAR

En esto no os puedo ayudar mucho, ya que yo lo consigo a través de amig@s. El año pasado, por ejemplo, me lo envió mi amiga Elisa desde Iruña y este año lo he conseguido a través de un compañero de trabajo, Josean. Mila esker a los dos!!!

Aquí en Bilbao no conozco ningún sitio donde vendan manteca de cacao. La podéis conseguir en pastelerias, bombonerias, etc… preguntando si la tienen a la venta. Tengo entendido que en algunas farmacias también la venden, pero a las que yo he ido a preguntar, me han mirado con cara de no saber que es lo que les estoy pidiendo 😆

Sé que por internet hay varias páginas que la venden, pero no me atrevo a poner el link de ninguna porque yo no he comprado nunca.

Por eso os agradecería que en los comentarios fuerais dejando direcciones y sitios donde vosotr@s compráis la manteca, así ayudaremos al resto, os parece bien?

Written by Goizalde

12 diciembre, 2012 at .

AJO Y PEREJIL

with 31 comments

¿No os da pereza pelar y picar el ajo y el perejil cada vez que los necesitáis? A mi si que me daba…

Por eso empecé a utilizar estos dos trucos que me solucionan la vida a cada momento en la cocina. No es lo mismo tener que pelar y picar un diente de ajo, a coger el botecito del frigo y utilizarlo enseguida, o lo mismo con el perejil picado…

El año pasado os conté otro truco para el perejil: “Como conservar perejil“. Ahora que cada un@ elija el que más le guste…

INGREDIENTES

  • una cabeza de ajo
  • aceite
  • un ramillete de perejil

ELABORACIÓN

AJO

Para conservar el ajo picadito, es tan sencillo como meterlo en un bote de cristal cubierto de aceite. Ahora os explico como picarlo de una manera muy fácil y sencilla:

Para pelar el ajo, la manera más sencilla es metiendo los dientes de ajo en agua templada-caliente. Los dejamos unos 20 min y así conseguiremos que la piel se separe un pelín del ajo y de esta manera y con ayuda de un cuchillo los pelaremos muy fácilmente. En mi caso también le suelo quitar la simiente que lleva en medio, esto ya es para gustos y manías…

Con Thermomix:

Ponemos los dientes de ajo en el vaso y los picamos 3 seg en vel 5. Bajar los restos de las paredes y repetir la operación hasta que el ajo esté bien picadito.

Sin Thermomix:

Una vez pelados los dientes, los ponemos en un aparato picador, como el que suele venir con las batidoras y con pulsaciones de unos 3 seg picamos los dientes de ajo. Bajamos los restos de las paredes y repetimos la operación hasta que estén bien picados

Ponemos el ajo picado en un bote de cristal o similar y lo cubrimos de aceite. Con esto conseguimos 2 cosas:

  1. Aromatizar el aceite con el ajo
  2. El aceite hace de conservador evitando que el ajo este en contacto con con el aire y así no se seca

Es conveniente guardarlo en la nevera. A mi me aguanta unas 2 semanas si lo guardo en frío. Normalmente hago una cabeza entera de ajos.

PEREJIL

Lo primero de todo es limpiar bien el perejil bajo el chorro de agua y secarlo bien, ya sea con papel absorbente o dejando que se seque al aire.

Separamos las hojas de los tallos. Yo, como no tiro nada, guardo los tallos en el congelador para cuando hago caldos o fumets.

Poner las hojas en un recipiente de picadora (de esos que vienen con las batidoras) y meter al congelador unas horas, puede ser de un día para otro.

Es imprescindible que las hojas estén bien congeladas para que las cuchillas las puedan romper bien y en trozos muy pequeños. Así mismo, es muy importante que el recipiente donde se vaya a picar y las cuchillas también estén muy frías, congeladas, para que no haya ningún cambio de temperatura y las hojas sigan totalmente congeladas a la hora de picar.

Me preguntareis si esto se puede hacer con la Thermomix. Os diré que si, siempre que tengáis hueco suficiente en el congelador como para meter la Thermomix entera y siempre que sea bastante cantidad de perejil. Si es un ramillete “normal” no lo aconsejo. Se queda pegado a las paredes del vaso y no acaba de triturarse bien.

Una vez este todo bien congelado, triturar a velocidad máxima unos 15-20 seg y mirar a ver si esta lo suficientemente picado, de no ser así repetir la operación.

En caso de que no se pique bien porque se os a ido descongelando, volver a meter en el congelador una hora o más y repetir la operación.

Aconsejo que este proceso se haga lo más rápido posible para que no le de tiempo a descongelarse al perejil.

Una vez picado, lo guardamos en un tupper pequeño en el congelador y ya tenemos perejil picado para una temporadita. Puede aguantar meses en el congelador.

Así de fino queda el refrito con el ajo y el perejil picados de esta manera

Ahora ya nos costará muchísimo menos hacer por ejemplo un “Arroz con tomate“.

Written by Goizalde

15 octubre, 2012 at .

LEVADURAS

with 72 comments

Primero fue el post sobre las Harinas, ahora le toca el turno a las Levaduras.

Os voy a explicar como funcionan los diferentes tipos de levaduras, como siempre sin meterme en terrenos pantanosos y con palabras de andar por casa para que tod@s podamos entenderlo. Vamos a empezar diferenciando las químicas de las naturales.

Levaduras químicas o polvos de hornear:  se les llama levaduras porque hacen que suban las masas, pero en realidad no lo son, son gasificantes.  El calor y la humedad de la preparación hacen que reaccione el gasificante con el acidulante haciendo que la masa se expanda. Son las levaduras tipo Royal (la del paquete rojo) y las gaseosas de la marca Armisen, el Tigre, etc. El bicarbonato también tiene este efecto.

Se suelen utilizar para la elaboración de bizcochos, magdalenas, galletas, etc. O sea, para aquellas elaboraciones que no necesiten levados.

  1. Levadura Royal: consta de 3 elementos principales: gasificante, acidulante y separador. Lleva separador, que suele ser almidón para que gasificante y acidulante no reaccionen antes de su uso. Cuando se juntan el gasificante y el acidulante con agua (u otro líquido) y calor, reaccionan entre ellos generando gas, que es lo que hace que suban las masas.
  2. Sodas o gaseosas: como vienen separadas en 2 sobres, no necesitan separador, en un sobrecito viene el gasificante (normalmente bicarbonato) y en el otro el acidulante (puede ser ácido cítrico, ácido tartárico, etc). En los gasificantes biológicos el bicarbonato sódico se sustituye por Cremor Tártaro
     
  3. Bicarbonato Sódico: se utiliza como la “levadura” Royal
Levaduras naturales: son las que utilizaremos cuando las masas necesiten levados (uno o varios, dependiendo de la receta) como en el caso de las elaboraciones de panadería y bollería. Está constituida por una especie de hongos que fermentan los azúcares para producir un gas, el CO2 (anhídrido carbónico), que es lo que hace que las masas leven y se forme esa miga agujereada.
Los azúcares de la harina se transforman en gas y otros elementos, este gas se queda retenido dentro de la masa gracias al gluten, lo que hace que consigamos unas masas más aireadas y livianas.
Hay quien tan solo considera levadura natural la Masa Madre, yo en eso no voy a entrar, tan solo quería separar las Químicas de estas otras que están vivas.
  1. Levadura fresca, de panadero o prensada: conocida con los 3 nombres. Se refiere a la levadura que encontramos en los frigoríficos de los supermercados o en las panaderías. Suele comercializarse en bloques en forma de pasta prensada, dependiendo de la marca el peso de los bloques puede variar. En las panaderías con obrador la venden a peso.Su mayor rendimiento se consigue entre los 26 y los 30ºC. Para conservarla lo ideal es la temperatura del frigorífico (entre 2 a 6ºC) y a partir de los 45ºC comienza a perder sus cualidades y muere.No añadir nunca la sal o el azúcar directamente sobre la levadura: la sal la destruye y el azúcar altera la fermentación. Mejor mezclar primero la sal y/o el azúcar con la harina y luego añadir a la levadura. Hay que disolverla en un líquido templado (no más de 37ºC).
    La proporción ideal suele ser de 6-8 gr de levadura por cada 100 de harina, aunque depende del resto de ingredientes de la elaboración, si esta lleva bastante cantidad de grasa por ejemplo podremos añadir hasta 8-10 gr, pero si lo vamos a someter a un levado lento, bajaremos las cantidades a 2-3 gr por cada 100 de harina.
    A veces congelamos este tipo de levadura y durante este proceso hacemos que pierda fuerza, por lo que es preferible comprar levadura liofilizada que congelar la fresca. Y en caso de congelar, dar más tiempo a los levados.
  2. Levadura liofilizada o seca: es lo mismo que la levadura anterior, pero en estado seco.
    La liofilización es un proceso por el cual se congela el producto, se le quita el agua por sublimación y el resultado es un polvo granulado completamente desprovisto de agua, por lo que su conservación es más duradera. Evidentemente el proceso es bastante más complejo, pero esto es solo para hacernos una ligera idea.
    Así conseguimos tener levadura de panadero en casa sin problemas de conservación. Normalmente en cada paquete pone el modo de utilizarlo y cuantos gramos necesitamos para una cantidad de harina.
    No hay que disolverlo en ningún líquido, se mezcla con la harina y ya está.
    La cantidad de levadura seca equivale a la tercera parte de la cantidad de levadura fresca
  3. Masa madre: a partir de una mezcla de harina (mejor integral) y agua, conseguimos con el tiempo una masa esponjosa y pegajosa que es la levadura y que se utiliza normalmente para la elaboración de panes. Muchos obradores de pan tienen masa madre desde hace décadas.

NOTAS:

  1. Las marcas que aparecen en las fotos no son las únicas del mercado, me refiero a que por ejemplo la levadura gasificante Royal, lo podemos encontrar de la marca blanca de Eroski o cualquier otra, suele poner normalmente “Baking Powder” o levadura química o gasificante.
  2. Lo mismo sucede con las gaseosas, yo utilizo las de Armisen, pero por ejemplo Mercadona tiene de la marca blanca y también existen las de la marca “El Tigre” y más que hay en el mercado.
  3. La levadura seca que yo utilizo normalmente es la de la marca Maizena, pero a veces también tengo la de la marca Vahiné y seguro que hay alguna más en el mercado. Normalmente suelen poner: “levadura seca”, “liofilizada”, “de panadería”…
  4. La proporción entre levadura seca y fresca suele ser de 1:3, o sea, 1 gr de levadura seca equivale a 3 de fresca, ó dicho de otra forma, levadura seca=levadura fresca/3 
  5. En cuanto a la masa madre podríamos escribir un post solo sobre ella. Voy a ver si consigo reunir la información, estudio bien el tema y escribo el post en un futuro no muy lejano…

Written by Goizalde

15 marzo, 2012 at .

HARINAS

with 83 comments

Este es un tema que no solemos tener muy claro: cuando utilizar cada harina o lo que es lo mismo, que harina debo utilizar para cada elaboración.

Las explicaciones no son nada técnicas, lo que he intentado es que la gente me entienda, por ello, para los “entendidos en la materia”, os diré que sé que las cosas no están explicadas al 100% técnicamente hablando, sino con explicaciones de andar por casa.

DIFERENTES TIPOS DE HARINAS DE TRIGO

HARINA DE FUERZA:
Es rica en gluten, que es lo que retiene el gas que expulsan los bichitos de la levadura fresca o de panadero cuando se alimentan de los azúcares de la harina.Esto es lo que hace que la masa suba. Las elaboraciones con esta harina han de ser para cosas que no necesiten estirarse mucho, ya que su alto contenido en gluten hace que las masas cojan mucha elasticidad, entonces, por mucho que lo estires vuelve a su posición. Por ejemplo, para hacer pan, roscones, pan de molde, pasta fresca, etc

Es una harina muy seca, por lo que necesita mayor cantidad de elemento húmedo que la harina floja.
Son las indicadas para masas que necesitan fermentación y coger volumen.

HARINA DE FUERZA

Al ser una harina muy seca, no mantiene la forma y se desmorona.

HARINA FLOJA:
O harina de repostería, se utilizan para elaboraciones más esponjosas, aguantan muy bien las levaduras químicas. Contienen menor cantidad de gluten y aguantan mucho mejor los elementos grasos que lleve la masa. Estos elementos grasos son incompatibles con la levadura fresca, ya que contrarrestan el trabajo de esta.

Estas harinas absorben menor cantidad de elemento húmedo, ya que contienen humedad en su interior.

Para diferenciar una harina de otra un buen truco es: si coges un puñado de harina floja y aprietas (cierras) la mano, verás que se marcan las formas de los dedos, ya que gracias a la humedad mantiene la forma; sin embargo con la harina de fuerza esto no sucede, es tan seca que pierde la forma.

HARINA FLOJA

Al ser una harina más húmeda, mantiene la forma de los dedos.

Estas harinas provienen de diferentes variedades de trigo. Si algún día en el super os encontráis que en el paquete de harina no pone si es de fuerza o no, mirad la etiqueta y si pone que contiene de un 13 a un 15% de proteína, eso significa que es harina de fuerza, porque tiene mucha cantidad de proteína (gluten). En cambio si pone de 5 a 12%, es floja, tiene poca proteína.

El 80% de esta proteína es gluten, si en una harina pone que tiene un 10% de proteína, significa lo siguiente:

– Que de 100 gr de harina, 10 gr son de proteína

– De estos 10 gr de proteína, el 80% es gluten: 8 gr

– Por tanto, en 100 gr de harina tenemos 8 gr de gluten

La harina floja es estupenda para la elaboración de galletas.

HARINA DE MEDIA FUERZA:
que no es más que la mezcla de las dos. Esta se utiliza en elaboraciones como hojaldres, masas de pizza, etc

HARINA INTEGRAL

Es la resultante de moler el grano del cereal entero, con su salvado y su germen. Debe proceder de trigos de fuerza, con alto porcentaje de gluten, ya que así compensa el debilitamiento que ofrece el salvado.

Hay que decir que la mayoría de las harinas que venden como integrales, no lo son, ya que si miramos bien la etiqueta veremos que se trata de harina de trigo y salvado, ¿donde esta el germen?. Una auténtica harina integral ha de tener ambas cosas.

Es una fuente rica en fibra.

GLUTEN DE TRIGO
Se vende en herbolarios y tiendas de dietética.
Sirve para añadir a las harinas y hacer que estas tengan mayor fuerza y que panes que contienen mucha fibra o panes de centeno tengan también una miga con volumen y tierna. Se suele añadir entre un 1 y un 4% de gluten a la harina, o sea, entre 1 y 4 gr por cada 100 gr de harina para aumentar la fuerza.

Tenemos que tener en cuenta, que a mayor fuerza de la harina, mayor “liga” o “correa” tiene la masa. Esto significa que cuesta más extenderla y darle forma, porque se vuelve a encoger y la única manera de que pierda liga es con el reposo. A mayor reposo, menor resistencia al estiramiento.

El gluten ayuda a retener el gas en las masas, por lo que a mayor cantidad de este, mayor volumen del pan. Lo que hace el gluten es “reforzar” las paredes de los agujeritos de la miga para que los “cimientos” aguanten bien y así conseguir una miga de esas de “Pan de pueblo”.

También el gluten ayuda a absorber mayor cantidad de agua, lo que hace que el pan nos aguante más tiempo sin secarse y en buenas condiciones.

Nos ayuda con el pan de molde: la corteza queda más resistente, aunque suave al paladar, y a la hora de cortar las rebanadas, hace que no se desmigue porque tiene mayor resistencia. Aumenta su conservación.

OTRAS HARINAS

HARINA DE CENTENO
S
e suele utilizar solo en parte, casi nunca se hacen panes 100% de centeno, ya que no es una harina de buena calidad para panificar. Si la masa lleva más de la mitad de harina de centeno (51%), ya se le denomina “Pan de centeno”. El resto de la harina ha de ser de fuerza para que pueda “soportar” el peso del centeno o si se utiliza mayor porcentaje de centeno, se puede solucionar añadiendo gluten.

NOTAS:

  1. Tener en cuenta la fuerza de la harina a la hora de elaborar las masas, a mayor fuerza mayor resistencia a que se quede como queramos.
  2. Para aumentar la esponjosidad de las magdalenas, pulverizaremos la harina con la Thermomix para hacer que las partículas de ésta se hagan más pequeñas y de este modo conseguir que durante el amasado se hidraten más y mejor.
  3. En las elaboraciones que contienen grasa y azúcar, las masas se debilitan, por lo que debemos utilizar harinas de fuerza para compensar este debilitamiento.
  4. La harina más floja que podemos tener en casa es la de maíz (Maizena) con un 0,4% de proteína, las harinas normales o de repostería suelen tener entre 9 y 11% y las de fuerza pueden llegar al 15%
  5. Tanto la harina de fuerza como la floja se pueden utilizar con levadura química para elaboraciones como bizcochos, magdalenas, etc. Pero no os aconsejo que utilicéis la harina floja para hacer panes con la levadura fresca o de panadero, ya que no se consigue un buen resultado.
Próximamente publicaré un “Especial levaduras
Si tenéis alguna duda sobre este tema que no esté explicada en el post, ponerla en los comentarios e intentaré contestarla.

Written by Goizalde

7 noviembre, 2011 at .

COMO CONSERVAR PEREJIL SECO

with 24 comments

Paseando por el blog de Piluka me encontré con este truco que me encantó: Truco: como conservar perejil durante meses.

Puede que algun@s de vosotr@s no conozcáis su blog ni este truco, así que os lo traigo con su permiso.

Es una forma muy fácil y práctica de “secar” el perejil, “picarlo” y conservar durante más de un mes en el frigorífico0.

Aunque no deja de ser perejil seco, os puedo asegurar que tiene más sabor a perejil fresco que ese que venden en botes y que además a mi me parece caro. Este truco viene muy bien cuando te encuentras con un ramo enorme de perejil y que se te puede estropear antes de que lo termines. Aprovechemos cuando nos dan perejil en la pescadería para hacer esto.

Os explico el truco a mi manera:

INGREDIENTES

  • perejil
ELABORACIÓN

Utilizaremos solo las hojas del perejil, las ponemos en el cestillo y éste debajo del grifo para lavar el perejil, dejar escurrir y secar con papel absorbente. Sobre un plato pondremos otro trozo de papel absorbente (papel de cocina), encima las hojas de perejil bien secas e introducimos el plato al microondas con la tapa puesta (me refiero a la típica tapa de microondas para que no salpique). Programar el microondas 3-4 min a máxima potencia. Esperar para sacar el plato del microondas porque estará muy caliente.

perejil pasos

Con ayuda de los dedos vamos machacando el perejil seco y veremos que se pulveriza muy fácilmente. Cuanto más lo frotemos, más polvo se hace.

Para conservarlo, tan solo tenemos que meterlo en un tupper que cierre bien y al frigo… He hecho la prueba guardándolo durante 1 mes y el resultado es que está igual que el primer día.

Me ha encantado el truco, gracias Piluka

Written by Goizalde

30 junio, 2011 at .

COCEDOR “AL VAPOR”

with 16 comments

Supongo que lo conocéis, pero quería presentaros mi “cocedor al vapor” express. Es un estuche de silicona con una bandeja en su interior de la marca “Lékué“. últimamente me he aficionado mucho a cocer las cosas al vapor, sobre todo los pescados y las verduras. Me regalaron este estuche por mi cumpleaños, aunque la verdad es que ha pasado un par de meses olvidado en el armario. Un buen día me acordé de el y ya no lo vuelvo a esconder, lo tengo siempre a mano.

Lo utilizo sobre todo en el microondas. Una cocción rápida y sana. En menos de 15 min tienes la comida hecha.

Lo que más me ha gustado hasta ahora son los champiñones cocinados dentro de este recipiente, es alucinante lo buenos que quedan. También el calabacín, el brécol y la coliflor.

Bueno… y el pescado? Lo del pescado es una pasada, le pones un par de gotas de aceite, salpimentar y al estuche. Dependiendo del tipo de pescado y sobre todo el grosor programamos el tiempo, sale fabuloso.

Hasta ahora hacía todas estas cosas en el varoma de la Thermomix, pero entre que calienta el agua y se cocina el alimento, tarda el doble que en el estuche al microondas. El varoma lo aprovecho cuando hago una salsa, una crema o cosas similares.

¿Como funciona?

Muy sencillo: yo suelo poner un poquito de agua en la base, como unos 50 ml, coloco en la bandeja lo que quiero cocinar y cierro bien las tapas. Lo meto al microondas y programo el tiempo según lo que sea. Lo que hace el estuche es que al estar cerrado herméticamente, nos cocina los alimentos al vapor. Así conservan muchísimo mejor todas sus cualidades y sabor. Sobre todo lo que más se nota es el sabor, no tiene nada que ver con la cocción normal, ya que al cocinar en contacto con el agua, ésta se queda con parte del sabor y de los nutrientes.

Os sonará lo de “en papillote”, que hasta ahora yo lo hacía con papel de aluminio o papel de horno, pues ese es el efecto que se consigue con este estuche. Se puede utilizar tanto en el horno convencional como en el microondas.

Además es muy limpio, ya que no mancha nada, tan solo hay que limpiar el estuche que además es apto pata lavavajillas ¿que más queremos?

¡¡¡ Yo estoy encantada !!!

También quería aprovechar este post para agradecer a Lékué que allá por el mes de diciembre me enviara 3 productos de la marca como regalo: el molde Gingerman (el del muñeco), el de Abeto 3D grande y el famoso Decopen

..

Esta es la tabla de tiempos que nos aconseja Lékué, me parece que puede ser interesante, la he cogido de su web:

Written by Goizalde

28 marzo, 2011 at .

Publicado en Trucos y consejos